june, 2017

thu01jun19:30"Investigación médica: Houston Tenemos un problema"Documental + mesa redonda 19:30 Hika Ateneo, Ibeni Kaia, 1 Event Organized By: Medicos Sin Fronteras politika:Politikaformazioa / formación:Formazioa / Formación

Investigacion Medica BILBAO

Event Details

Ekainak 1 Junio, 19:30

Bilboko hikaateneoan

Aurkezpena/Presentación: Salud por Derecho + Medicos Sin Fronteras + OSALDE
Proyeccción documental: ‘Investigación médica: Houston tenemos un problema’ + coloquio

Hizlariak/Ponentes:

Vanessa López, Directora de Salud por Derecho

Dr. Mikel Sanchez, campaña de acceso a medicamentos de MSF

Dr. Jorge Barron, miembro de la Junta directiva de OSALDE


INVESTIGACIÓN MÉDICA: » HOUSTON, TENEMOS UN PROBLEMA «

Es un documental que pretende llamar la atención sobre la situación del sistema de I+D a nivel global, y el cómo éste afecta al desarrollo de medicamentos y al acceso a los mismos. A través de testimonios de los grupos y personas que están directamente involucrados en el sistema de I+D, tomadores de decisiones, investigadores, gestores de ciencia, y otros expertos en este ámbito, se pretende ofrecer un enfoque claro del estado de la cuestión: el sistema de I+D no responde a las necesidades de la sociedad actual y no cumple con su cometido de alentar una investigación que enfrente los problemas de salud global. Además, el documental presenta posibles soluciones y alternativas que alienten una investigación que, lejos de estar regida por normas del mercado, esté basada en los compromisos sociales y la generación de bienes públicos. El documental puede ser visionado por públicos de todas las edades y áreas de estudios, con especial interés para los actores que participan directamente en el sistema de I+D a escala nacional y euro.

EL ENFOQUE DEL DOCUMENTAL: PROBLEMAS Y SOLUCIONES

El sistema de I+D está centrado en benecios y no en necesidades de salud pública

Cimentada en un injusto sistema de patentes, con el que las compañías consiguen crear monopolios y decidir los precios de sus medicamentos, la industria farmacéutica es la más rentable del mundo. Casi todas sus investigaciones están centradas en enfermedades que afectan a un gran número de personas en países de ingresos medios y altos, y que aseguran un gran retorno de benecios. Mientras, las enfermedades raras o enfermedades que se dan, sobre todo, en países pobres (malaria, tuberculosis, chagas, leishmania, etc) son víctimas del olvido ante la falta de ingresos que podrían generar a la industria.

Los costes son públicos y los benecios privados: pagamos dos veces por los mismos medicamentos

El camino es absurdo: la mayoría de medicamentos que salvan vidas tiene como base el trabajo de descubrimiento e investigación en los laboratorios de las universidades públicas. Posteriormente, las empresas farmacéuticas compran las moléculas descubiertas más prometedoras y desarrollan medicamentos que, si son ecaces, serán vendidas a los sistemas sanitarios de los países, que los comprarán de nuevo con fondos públicos y, probablemente, a un alto precio.

Los nuevos medicamentos que se aprueben no son mejores que las alternativas ya existentes en el mercado

Los medicamentos son aprobados mostrando seguridad y ecacia cuando se compara con un placebo. Esto consigue que la industria carezca de inventivos para desarrollar nuevos tratamientos más ecaces, con valor terapéutico añadido, ya que pueden desarrollar productos muy similares a los ya existentes y obtener benecios. Así, medicamentos como nuevos antibióticos, tan necesarios, están dejando de ser desarrollados. Un análisis realizado en Francia por la revista médica La Revue Prescrire muestra que de todos los nuevos medicamentos lanzados al mercado en los últimos diez años, menos del 25% tenían un valor terapéutico añadido; más del 50% no tenían ningún valor; y entre un 15% y un 20% eran más perjudiciales que beneciosos.

Existe una alarmante falta de transparencia en todos los procesos de I+D

Las compañías trabajan con secretismo y sin compartir datos con otras compañias que trabajan en lo mismo. Así, durante la investigación, el desarrollo del fármaco y las pruebas clínicas, ocultan realidades importantes sobre las actividades que desarrollan y los resultados obtenidos, lo que supone un enorme desperdicio de tiempo y dinero. Además, las compañías farmacéuticas tienen una preocupante tendencia a
publicar solamente los datos clínicos favorables a su investigación, dejando de lado datos esenciales y nocivos importantísimos para la comercialización (o no) del fármaco. Por último, ocultan los costos reales de
la investigación, llegándolos a inar demasiado para justicar el elevado precio futuro que pondrán a sus medicamentos.

Hagamos las cosas bien: soluciones para cambiar este sistema e implementar un I+D justo

Es extremadamente necesario desligar el precio del coste de la investigación al del precio nal del medicamento. Esto se debe hacer a través de premios y garantías a las compañías que los desarrollen con éxito, y la creación de fondos de patentes que permitan el desarrollo posterior de medicamentos genéricos. Este cambio en el sistema de patentes, además de establecer normas de transparencia en los datos y el libre acceso a los mismos, favorecería el progreso cientíco y el desarrollo de fármacos que salven vidas. Otras medidas, como la creación de partenariados público privados que desarrollen investigaciones para enfermedades olvidadas (como el DNDi), o la implementación de condicionalidades por parte de los Estados en la futura venta de fármacos cuando las moléculas pasan a ser desarrolladas por las farmacéuticas, también son cruciales.

Antolatzailea/Organiza: Medicos Sin Fronteras + OSALDE + Salud por Derecho

MSF hika ateneo Bilbao

more

Time

(Thursday) 19:30

Cookie-Erabilera

Webgune honek cookieak darabiltza zuk erabiltzaile-esperientziarik onena izan dezazula. Nabigatzen jarraitzen badu ematen ari da aipatutako cookieen onarpenerako bere baimena eta gurea onarpena cookie-politikalotura informazio handiagorako aukera ezazu.Informazio Gehiago

ACEPTAR
Aviso de cookies
X